Etiquetas

, , , , , , ,

Foto: Visoflora.com

La silvestre belle de nuit, o mirabilis jalapa, es una de las flores más populares del mundo. Tiene diferentes nombres según el lugar (dama de noche, Don Pedro, Don Diego…). Además, puede “cruzarse” para mezclar sus colores y se reproduce con facilidad. Sin embargo, es conocida principalmente por su capacidad de abrirse sólo por las noches y perfumar el aire con su dulce y salvaje aroma.

En 2001, la maison Fragonard lanzó este eau de toilette ultra femenino y tradicional. Es floral y frutado, juvenil en la línea del ya clásico de Cacharel, Anaïs Anaïs. Au debouché, es mucho más armónica que una vez aplicada sobre la piel. Las notas de salida son bastante intempestivas: mirabilis, ylang-ylang y gardenia se trenzan en una trifulca olfativa para ver quién sale primero.

Sin embargo, esta batalla cuerpo a cuerpo, muestra un corazón más amigable. El geranio se presenta como conciliador entre las notas de salida y las medias. Se abren paso la rosa y la violeta, cual señoras de la diplomacia. Gracias a la reconfortante y discreta base dulce de ciruela -junto con un horizonte amaderado- se termina de brindar sosiego al olfato. Cual sello con lacre, el musk final es la garantía de que se ha logrado la paz.

En otras palabras, Belle de Nuit nos ha parecido un perfume apto para romper esquemas y no pasar inadvertida. Eso sí, hay que estar dispuestas a portar las primeras notas para poder disfrutar de la fragante armonía final.

Origen de la muestra: obsequio de un familiar

V.B.

Foto: Fragonard.com