Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Foto: Zosimosbotanicals.com

Las composiciones perfumísticas que proponen el maridaje lavanda + vainilla son varias, pero no todas llegan a la armonía de Suivez-Moi (2009). Es un eau de toilette pensado por Fragonard para hombres, pero su dejo jabonoso y fresco invita a ser usado por el sexo opuesto también. Por lo tanto, lo agregaríamos con toda seguridad a nuestro Top 10 “Agua y jabón: 10 perfumes que no huelen a perfume”.

Bergamota y lavanda son las primera en salir al encuentro de nuestro olfato, seguidas de frescas notas ácidas de naranja y transparencias de muguet o lirio del valle. Poco a poco comienza a tomar cuerpo, tiernamente, con un iris ambarado. El almizcle y la vainilla finales revisten a la fragancia con una sensación dulce, como el jugo de un ananá maduro. Ese matiz frutado sobre la piel -con el correr de los minutos- nos recuerda más y más al jabón.

Aunque no negamos la tentación de darle un mordisco al dorso de nuestra propia muñeca mientras testeábamos esta fragancia, opinamos que es un gourmand discreto. Tiene un parentesco muy cercano con Jersey (Chanel) y Le Male (Jean Paul Gaultier). Pero Suivez-Moi es más cálido y orquestado que el primero, menos avainillado que el segundo… y el más irresistible de los tres.

Origen de la muestra: regalo de un familiar.

V.B.

Foto: Chroniquesdunebrune.com