Etiquetas

, , , , , , , ,

Foto: Perfumeriamilu.com

Su nombre hace gala de una transparencia acertada: es un rótulo que anuncia a la perfección al perfume que lleva dentro. Femineidad, dulzura, encanto, juventud y un toque de romanticismo son los ribetes que definen a Miss Charming.

Claro, en ningún lugar hay algo así como un compendio de equivalencias donde diga: “Para representar femineidad, colocar tal ingrediente. Para transmitir encanto, agregar este otro”. Definitivamente no es así. Y ahí es justamente donde radica la virtud de un perfumista como Francis Kurkdjian para comunicar esa idea sin la existencia previa de códigos olfativos pétreos.

La protagonista de esta composición -de la marca Juliette Has A Gun– es la rosa marroquí, combinada con almizcle. Es una conjunción sumamente primorosa, un hálito atemporal de elegancia. Pero el toque magistral está dado por las moras y por -según la marca- la “frutilla salvaje” (pero a nosotros nos evoca a ¿cereza?, ¿litchi?) que insuflan desde la salida misma, una nota golosa y juvenil.

Si cerramos los ojos mientras olemos este eau de parfum, imaginamos un aterciopelado capullo de rosa que abre sus pétalos lentamente, dejando caer de su interior a una guinda almibarada. En otras palabras, Miss Charming es transparente y sencillo, pero jamás un solifloral aburrido de rosas.

Origen de la muestra: gentileza de la marca.

V.B.

Foto: Entrecerezas.blogspot.com.ar