Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Shalimar, anuncio de 1930

Imagen: Gentileza de la Casa

Todos sabemos que el perfume más vendido del mundo es Chanel N° 5. Ahora, ¿qué hay de los demás éxitos de ventas que han sobrevivido a los vaivenes de la moda? Nos referimos a aquellos que se mantienen como íconos desde su lanzamiento, ocurrido no hace cinco, diez o veinte años, sino más bien hace  cincuenta o más años. Esos perfumes que son criticados por muchos como muy parecidos a los que usaban las abuelas de quienes transitan la quinta, sexta o más décadas, pero que sin embargo siguen siendo sostenidamente demandados por gran parte de los consumidores.

Uno de ellos es Shalimar, de la casa Guerlain. Lanzado en 1925 por Jacques Guerlain como un tributo a los personajes involucrados en la historia de amor que originó la construcción del Taj Mahal, es considerado la mezcla oriental por excelencia: notas cítricas que derivan a otras amaderadas, especiadas y avainilladas en un contexto ahumado. La propuesta puede ser criticada de la manera que se desee por quien lo pruebe, pero lo que no se puede negar es que es claramente complejo – veamos, para cualquier interesado en la perfumería, probarlo es casi un requerimiento si se trata de disponer de una idea de lo que significa este concepto.

En fin, Shalimar es una referencia en el mundo de la perfumería, así que consideramos que bien valía la pena un contrapunto entre las versiones Eau de Toilette y el Extracto en sus versiones previas a la última reformulación y su más recientemente lanzamiento, Shamilar Parfum Initial. Al fin y al cabo, el éxito tiene sus consecuencia, y en nuestro caso, ello se puede observar en la cantidad de variedades lanzadas por la Casa…

C – Pero… ¿cuántos flankers (“variedades” en la jerga de los aficionados) hay de Shalimar?

N – Bueno, las bases de datos mencionan Guerlain Eau de Shalimar, Guerlain Eau de Shalimar 2009, Guerlain Guerlain Shalimar Initial L’Eau, Guerlain Shalimar Black Mystery 2007, Guerlain Shalimar Eau de Parfum 2009, Guerlain Shalimar Edition Charms Eau de Parfum, Guerlain Shalimar Fourreau du Soir, Guerlain Shalimar Legere, Guerlain Shalimar Ode de la Vanille, Guerlain Shalimar Oiseau de Paradis, Guerlain Shalimar Parfum Initial y Guerlain Shalimar Yellow Gold Limited Edition… o sea, si no me equivoco, son doce.

V – Me imagino que sabés contar.

N – Sé contar, pero soy un perro para las matemáticas. Aunque me gustan… para frustración mía.

C – Bueno, volvamos al punto: Shalimar no ha perdido vigencia, y la Casa se las ha ingeniado para sostenerla.

V – Pero ha sido reformulado

C – Nada escapa de las garras del destino

N – Bueno, pero si no te gusta la reformulación presente de Shalimar…

V – ¿Cuál de todos los doce?

N – Del clásico, me refiero al de 1925… se puede optar por Ligea de Carthusia, ¿no Caro?

C – Si… son muy parecidos.

V – Bueno, en Argentina Shalimar es difícil de encontrar

N – ¿Por qué Guerlain nos negará a los Argentinos el placer de acceder a sus más emblemáticas creaciones como Mouchoir de Monsieur, Vol de Nuit, Jicky, Mitsouko, Vega, L’Heur Bleue…?

C – ¿Considerarán que son demasiado clásicos para el gusto local?

N – O tal vez que su demanda podría ser mínima, porque han caído en el olvido. ¡Y pensar que Guerlain tuvo fábrica en la Argentina de la prosperidad de principios del S. XX!

V – Bueno, dejen de quejarse y sigamos trabajando; sí ha llegado la última propuesta bajo la misma marca, se llama Shalimar Parfum Initial

C – Bueno, probemos…

V – Yo noto salidas anisadas

N – En mi caso, amaderado.

V – Luego alguna nota a hinojo, y ahí nomás, ylang ylang.

N – En mi caso, encuentro una analogía muy poderosa con las notas de salida de Dior Homme, aquellas descritas como correspondientes al iris. Es el mismo químico aromático, además de una nota a cuero aligerado respecto de los usados en las décadas de 1970 y 1980 – no es el cuero de Knize 10 o el de  Or Black de Morabito.

V – Si, es un cuero no graso, mas bien seco. La nota a ylang – ylang me trae muchos recuerdos a aroma de lustramuebles.

C – No me cabe la más mínima duda de que se trata de un perfume muy bien hecho, ahora no encuentro relación alguna con Shalimar.

N – Supuestamente tiene notas en común, el patchouli, por ejemplo, la vainillanotas verdes. En todo caso, queda clara la presencia de vainilla y el iris.

V – Si olemos el Shalimar original en sus versiones EdT y Extracto y el recientemente lanzado, puedo detectar alguna que otra continuidad.

C – En mi caso, la presencia de iris en el Shalimar Parfum Initial me recuerda al Opus V de Amouage, es casi acuático. Igualmente, en mi opinión no encuentro relación alguna con el original, y si tienen algun punto en común, es mínimo.

N – Tengo entendido que fue una movida para actualizarlo, pero creo no han ejecutado bien la propuesta. En el documental de la BBC sobre perfumería  afirmaban que tenían intenciones de que fuese el primer perfume de calidad para las niñas, algo así como una versión comme il faut en las antípodas respecto de los perfumes de celebridades dirigidas a ese segmento etario, como los de Britney Spears. No lo veo así, sino más bien para una mujer en sus tercera década. Creo que ello se debe a que también encuentro que las notas medias y de base son muy similares a las de Heritage.

V – Es, como dijo Caro, una muy buena propuesta, pero en comparación con el original, carece de de su complejidad, es más floral, menos indólico.

C – ¿Qué hay del Shalimar original en su versión extracto?

V – Huele a arroz con leche…

N – “Me quiero casar”, ¿de dónde olés a arroz con leche? (Al margen, si es así, puede servir para casamientos).

V – Por la vainilla, tiene mucho de ella. Es licoroso a la salida y en la piel es muy cremoso.

C – No percibo las notas cacofónicas o dscordantes de Ligea de Carthusia, que es similar en las medias y en las de base.

N – Las notas de salida son considerablemente más complejas que las de Initial, las notas a vainilla surgen luego de esta salida tan intempestiva, al decir de Caro.

C – Hay que darle algo de tiempo para que se convierta en algo zafable y agradable…

V – No, yo creo que es agradable apenas aplicado en la piel.

N – Es mucho más punzante que Initial, lo que resalta es el contraste hesperidado del inicio con las notas ahumadas y la vainilla y el opoponax.

V – Es balsámico, supuestamente tiene notas ahumadas

N – En mi caso es obvio…

V – Yo no lo siento.

V – En el caso de Shalimar Eau de Toilette, se lo siente más animálico que el Inital y que el Extracto, casi raya en una nota marcada a civeta.

N – Bueno, las notas ahumadas son mucho más claras en el Extracto.

C – ¡Civeta y de jaula de gato civetero! El Eau de Toilette es mucho más cítrico.

V – Si observo que se asimila al Extracto en las notas medias.

N – Al final el Eau de Toilete se atalca, mientras que ello no es así en el Extracto.

V – En mi caso, me cuesta dar con las notas cítricas de las salidas del Eau de Toilete.

N – Bueno, es un oriental, no un hesperidado. Es lógico que estas notas cítricas sean tan poco durables, las notas amaderadas y especiadas propias de este tipo de composición van a tapar a las de salida en poco tiempo.

C – Si, los cítricos son muy volátiles, porque son más ligeros que los demás químicos aromáticos usados, especialmente en su peso molecular. Cabe la posibilidad de que por ser mezclas de hace años estas notas hayan sufrido el paso del tiempo.

N – A mi me llama poderosamente la atención cómo se las ha ingeniado el Sr. Jacques Guerlain para jugar con la nota ahumada. He intentado hacer mezclas con alquitrán de abedul (birch tar) y es muy difícil evitar que termine siendo la nota dominante. En este caso, es algo transitorio… me llama poderosamente la atención, además del coraje de incluirlo en una mezcla que inicia con cítricos y termina con vainilla.

En fin, concluimos que la más reciente adición a la propuesta (Shalimar Parfum Initial) no es para descartar, pero en definitiva, no es un perfume para niñas. Vamos a proponerlo de este modo, un perfume femenino con notas en común con dos masculinos: ello puede dar la idea del tipo de mujer que lo podría usar, o, es más, que su uso por hombres sea bien criticado por mujeres.

Respecto de los clásicos (el original, Shalimar Eau de Toilete y Shalimar Extracto), sólo hacemos votos por que disfruten de muchas décadas de vida en perfectas condiciones, lo que significa que la empresa propietaria de Guerlain (LVMH) no afecte negativamente las formulaciones originales (a pesar de haberlo hecho, pero la esperanza es lo último que se pierde).

C.F. y V.B.

Origen de las muestras: propiedad de los autores

Shalimar Parfum Initial

Foto: Olibanum WordPress

Shalimar, anuncio de 1926

Ilustración: cortesía de la Casa