Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Imagen: Thehappening.com

Desde el 2009, la exclusiva marca Sisley propone, mediante la perfumería, recrear tres actitudes distintas en una misma mujer al vestir tres vestidos diferentes en verano. Cada “vestido” está representado con una Eau de Sisley. Aunque más adelante ampliaremos la descripción de cada eau de toilette de esta línea, diremos a grandes rasgos que la N°1 es la faceta más tierna y romántica, mientras que la N°2 es la más moderna y alegre.

Pero nos concentraremos en nuestra favorita, la Eau de Sisley 3: la más sensual de la trilogía, “un vestido escotado que hipnotiza con los destellos rojos rubí”. Tiene una salida fresca y atrapante. Energiza con un cítrico cocktail explosivo de  pomelo, limón y mandarina. Comienza a tornarse oscuro, casi herbáceo, cuando aparece el jengibre púrpura justo a tiempo para otorgar su efervescencia picante.

Aunque el toque del jengibre se mantiene siempre de fondo, este perfume da un giro dulce hacia lo floral por mérito del osmanto. Surge luego la aspereza del patchouli que por contraste hace resaltar a un pulposo blend frutal: damasco y durazno, en un tête-à-tête con el vetiver.

Luego de un largo rato, las imágenes olfativas finales: implosionan notas balsámicas de vainilla embebidas en los acordes resinosos del benjuí (extraído desde la antigüedad de árboles como el Styrax Benzoína). La fragancia más sensual de la trilogía se envuelve al final en la suave sutileza del almizcle.

Pero volvamos sobre el trabajo que Sisley hace aquí con el benjuí. Este ingrediente milenario -destacado por su olor característico a caramelo amargo, entre licoroso y medicinal- es para nosotros el protagonista indiscutido de la fórmula. El acorde que resulta de su fusión con la vainilla y los restos de jengibre, lo enaltece… y lo adoramos.

Origen de la muestra: regalo por compra en Perfumerías Rouge.

V.B.

Styrax Benzoína. Imagen: Wikipedia.org