Etiquetas

, , , , , , , ,

Foto: Fondosya.com

Pocos perfumes existen tan universales como Mûre et Musc. Y con “universales” no nos referimos a aquellos productos “ni” (que buscan caerle bien a todo el mundo y terminan siendo algo sin carácter), sino a aquellos que conquistan a todos desde lo interesante de su simpleza. Como su nombre lo indica, todo gira en torno del contraste ente las moras y el almizcle.

Fue creado por Jean-Francois Laporte en 1978 -con el público femenino en mira- como eau de toilette. Es muy clásico, pero no por eso deja de ser adorable y esa es una de sus virtudes. Abre con notas que describiríamos como “masculinas”. Un poco de cítrico amargo, algo herbáceo de la albahaca y un dejo alcanforado de la lavanda.

La primera fase del contraste comienza con las notas medias: lo frutal maduro de la mora. No sabe a mermelada, no son frutos rojos, sino que huele más parecido a una ciruela. La segunda fase de contraste está provocada por el almizcle y las maderas (¿sándalo?). Al tomar la temperatura de la piel, se torna cremoso y tierno como piel de bebé.

Quien alguna vez haya probado la colonia Bouquet Imperial de Roger & Gallet (1991), seguramente coincidirá con nosotros en que son primas hermanas. Sin embargo, Mûre et Musc es menos punzante que su pariente, y más volátil.

¿Qué hace que esta fragancia de L’Artisan sea considerada universal? Más allá de ser pasar tranquilamente por unisex, combina magistralmente los ingredientes de la mayoría de las familias olfativas, puede usarlo desde alguien en la pre-adolescencia hasta la más anciana de las personas. Y por si fuera poco, es confortable como la sombra en verano y como una frazada en invierno. En conclusión, declaramos que es casi necesario.

Origen de la muestra: obsequio de un familiar.

V.B.

Foto: Fragantica.com