Eau d’Italie Au Lac – Romance en el paraíso

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Jardines aterrazados de Isola Bella, Lago Maggiore, Italia – Foto: Foodloversodyssey.typepad.com

Las fragancias de Eau d’Italie nos regalan postales de paisajes característicos de la bella Italia, pero Au Lac (2010) nos cuenta una historia de amor. Se trata del mismo romance que relata el libro de Marella Caracciolo Chia, “The Light in Between”. Sus protagonistas fueron la princesa Vittoria Colonna y el artista Umberto Boccioni. ¿El lugar? Una de las islas del Lago Maggiore.

Fue un affair muy breve en el verano de 1916. Aunque su final estuvo sentenciado por la muerte accidental de Boccioni, su desarrollo fue idílico: en los jardines aterrazados en el medio de lago. Allí se funden el agua, el verde, las flores y el clima mediterráneo con las fuentes y las esculturas de estilo clásico.

El perfumista Alberto Morillas comienza Au Lac trazando una superficie de notas cristalinas con lirio de agua y naranja amarga. Un verde casi crocante de hojas de higuera ensambla con el femenino corazón de jazmín Sambac -de translúcidos destellos amielados-, osmanto y rosa. El romance culmina con un acorde cálido e intenso de cedro, ambar mineral y papiro.

A grandes rasgos, encontramos una conexión con Cartier Baiser Volé, lanzado un año después que Au Lac. Sin embargo, sentimos que este último es más inocente y melancólico.

Origen de la muestra: gentileza de la marca.

V.B.

Foto: Eauditalie.com

Robert Piguet Visa – Para comerte mejor

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Foto: Nycityeats.com

 Aunque la bomba sexy Fracas y la chica mala Bandit sean probablemente las primeras en acudir a nuestra mente cuando hablamos sobre los perfumes de la casa Piguet, todas las fragancias de su línea clásica valen la pena ser probadas.  

Visa, un embriagador gourmand oriental, fue creado por Germaine Cellier, en 1945, durante la vida del couturier Robert Piguet. Mucho más tarde, en 2007, fue reorquestado por Aurelien Guichard y es esa versión la que tenemos hoy en nuestras manos.

Promocionado como “el pasaporte (de quien lo porta) a un encuentro exótico”, Visa no nos resulta tan extraño como sugiere el slogan, aunque sí especialmente adictivo y apetitoso.

Este gourmand perfectamente equilibrado y que conjura frutas maduras (bergamota,  mandarina y pera, pero más manifiestamente durazno), desbordantes de néctar, nos mantiene oliendo febrilmente nuestras muñecas. El corazón es ricamente floral, presidido por un bouquet clásico de flor de naranjo, rosa e ylang-ylang. Notas amaderadas de patchouli y sándalo prevalecen en el fondo, que es dulce, avainillado y suavemente polvoriento, evocador de cuero fino espolvoreado con azúcar impalpable (suena raro, huele delicioso).

Así es, creemos, cómo deben ser los gourmands: complejos, seductores y no literales. No olemos como a postre, pero nos sentimos como si lo fuéramos.

Origen de la muestra: cortesía de Perfumerías Nadia, Madrid

C.F.

Foto: Robertpiguetparfums.com

Robert Piguet Visa – The better to eat you with

While bombshell Fracas and bad girl Bandit are probably the first perfumes that spring to mind when we think of the house of Piguet, all of their classic fragrances are worth a try.  

Visa, an inebriating oriental gourmand, was created by Germaine Cellier in 1945, during couturier Robert Piguet‘s lifetime. It was reorchestrated, much later, in 2007, by Aurelien Guichard and that is the version we have today in our hands.

Touted as “its wearer’s passport to an exotic encounter”, we find Visa far less exotic than the slogan suggests but nonetheless addictive and mouthwatering. A perfectly balanced gourmand that conjures ripe fruits (bergamot,  mandarin  and pear, but most prominently peach), dripping with nectar, it keeps us feverishly sniffing our wrists. The heart is richly floral, presided by a classical bouquet of orange flower, rose and ylang-ylang. Woody notes of patchouli and sandalwood prevail in the drydown which is sweet, vanillic and softly powdery, evocative of fine leather sprinkled with icing sugar (sounds weird, smells delicious).

This is, we think, what gourmands should be like: complex, seductive and not literal. We don’t smell like dessert but we surely feel like it.

Origin of sample: Courtesy of Perfumerías Nadia, Madrid

C.F.

Nina Ricci Nina EDT – Bouquet gatuno

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Foto: Hprints.com

Nina Ricci lanzó Nina en 1987. Se trata de un eau de toilette envuelto en un frasco esmerilado de Lalique. Este floral aldehídico se ha discontinuado, aunque nunca se descarta que lo vuelvan a fabricar, ya que actualmente los clásicos de la marca (L’Air du Temps, Coeur Joie, Fille d’Eve, Capricci, Farouche) se re-editaron en la línea Colección Prestige.

Nacido de la inspiración perfumista de Christian Vacchiano, Nina debe ser aplicado en la piel para poder ser apreciado. Percibido au debouché no hace mérito a sus diferentes facetas olfativas y puede llevarnos a prejuzgarlo negativamente. La apertura aldehídica es muy singular. Tiene bergamota, flor de naranjo y mimosa, pero también la virtud de ubicarnos generacionalmente en los 80′s: hay algo que nos dice que no pertenece al estilo clásico del Chanel N°5.

Parece que la clave está en las hojas y brotes de grosellero, un ingrediente usado en 1976 por Jean Claude Ellena en la versión original de First de Van Cleef & Arpels. Lo revolucionario de estas partes de la planta es que aportan al perfume de un olor a amoníaco, similar al del pis de gato. Pero a no asustarse, que todo tiene un equilibrio.

El bouquet central está conformado por iris, ylang ylang, violeta, rosa y un jazmín que coquetea con el efluvio animal de la civeta. Una sensación terrosa y dulce apacigua y contrarrestra cualquier exceso: orris, vetiver y musgo de roble aportan una fría humedad. Finalmente, un halo de sándalo se posa sobre la composición, como si fuera el tul inmaculado que recubre a la modelo de la publicidad.

Origen: miniatura obsequiada por un familiar.

V.B.

Imagen: 23rf.com/portfolio/olaola

Perfume de varón – Nuestro “top 10″ masculino

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Imagen: Sjzavala.com

El protagonismo exclusivo de las fragancias masculinas fulgura en el mes de junio. Hemos dicho siempre que somos escépticos respecto de la tajante división femenino/masculino, pero es innegable que ciertas notas (y acordes) dibujan trazos de feminidad o masculinidad, según las convenciones de la cultura en la que vivamos.

Proponemos esta lista de 10 excelentes fragancias que abarcan el espectro de masculinidad primitiva a dandy. Cada item de la lista brilla por su singularidad y calidad.

Eau d’Italie Sienne L’Hiver La obra maestra -según sus propias palabras- del maestro Duchaufour. Frío iris, violetas, incienso, heno y maderas.

Hermes Eau d’Orange Verte  Notas hesperidadas y herbales se aúnan dando como resultado un agua efímera y vitalizante, tan simple y elegante como su nombre.

Thierry Mugler Cologne Evoca el olor de la piel fresca, recién salida de la ducha. La sensación de limpieza no va en detrimento de su sensualidad; por el contrario, la realza.

Creed Aventus Irresistiblemente viril: una atípica salida frutada, pinceladas de rosa y un fondo ahumado de maderas, patchouli, ambargris y vainilla.

Amouage Jubilation XXV Una orgía de maderas e incienso omaní. Profundo, misterioso y opulento.

Fueguia 1833 Fitz Roy  Un sutil y fresco floral amaderado donde se destacan violetas y cedro. Excelente longevidad para una fragancia tan delicada.

Carner Barcelona Cuirs Cuero y humo de pipa se encuentran en esta creación nostálgica y varonil.

Serge Lutens Ambre Sultan El ámbar contra el que -creemos- deben contrastarse todos los ámbares. Primitivo, áspero, cálido y sensual.

Chanel Les Exclusifs Sycomore Un perfume amaderado seco de carácter ahumado y austero, ejecutado con maestría por Jacques Polge.

Rochas Rochas Man Café, lavanda, chocolate y vainilla confraternizan en este delicioso gourmand, creación del Chevalier Maurice Roucel.

C.F. y V.B.

Imagen: Kids.britannica.com

Scent of a man – Our top 10 masculine fragrances

Male fragrances are the undisputed stars during the month of June. We sustain our skepticism about  bluntly labeling fragrances as feminine or masculine, but we can’t deny that certain notes (and accords) add feminine or masculine features, according to the conventions of the culture we live in.

We propose our top 10 of excellent fragrances, ranging from primitive masculinity to dandy. Each item in the list shines for its singularity and quality.

Eau d’Italie Sienne L’Hiver  Duchaufour‘s masterpiece, according to his own words. Cold iris, violets, incense, hay and woods. 

Hermes Eau d’Orange Verte  Hesperidic and herbal notes mingle and give as a result an ephemeral and vitalizing water, as simple and classy as its name.

Thierry Mugler Cologne Evokes the scent of freshly showered skin. Its clean feel doesn’t substract sensuality, it enhances it.

Creed Aventus Irresistibly manly: an atypical fruity opening, rosy brushstrokes and a smoky drydown of woods, patchouli, ambergris and vanilla.

Amouage Jubilation XXV An orgy of woods and Omani frankincense. Deep, mysterious and opulent.

Fueguia 1833 Fitz Roy  A subtle and fresh woody floral where violetas and cedarwood are the stars. The longevity is excelent for such a delicate fragrance.

Carner Barcelona Cuirs Leather and pipe smoke meet in this nostalgic and masculine creation.

Serge Lutens Ambre Sultan The amber against which -we believe- all other ambers should be measured. Primitive, coarse, warm and sensual.

Chanel Les Exclusifs Sycomore A dry woody perfume, smoky and austere in character, masterfully executed by Jacques Polge.

Rochas Rochas Man Coffee, lavender, chocolate and vanilla embrace each other in this delicious gourmand, created by Chevalier Maurice Roucel.

C.F. and V.B.

Sisley Eau du Soir – Recuerdos de una condesa

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Flor de celinda. Foto: Camina-conmigo.com

La historia de este ya clásico de la perfumería de lujo nace con un recuerdo de la infancia.

Resulta que la cofundadora de la marca cosmética Sisley es una condesa, Isabelle D’Ornano. Su esposo, el conde Hubert D’Ornano, le regaló este perfume -parece que allá por la década del ’80. ¿Qué tenía de especial? En primer lugar, era único y personal: había sido diseñado para ella por su esposo y por la perfumista Jeannine Mongin. En segundo lugar, la composición giraba en torno a un aroma que le recordaba a la condesa los atardeceres de su infancia en España.

Se trata del perfume de la flor del arbusto de celinda (fr. selinga; ingl. syringa) que se abre al caer el sol y desprende una fuerte y peculiar fragancia. Justamente, el nombre de la obra es Eau Du Soir debido a que la celinda florece de noche. En la década siguiente el perfume comenzó a comercializarse a nivel mundial, en un frasco cuya tapa es una escultura de oro 18 K, realizada por Bronislaw Krzysztof.

La fragancia tiene un inicio cítrico agridulce de mandarina, pero la fuerte impronta floral de celinda no se hace esperar (lo que será el sello inconfundible de todas las demás versiones de Eau du Soir). Las florales notas medias se van encadenando, patchouli mediante. Iris e ylang ylang, rosa y jazmín: una trama olfativa indiscutidamente elegante y sofisticada.

Los recuerdos de ese jardín español cierran con matices boscosos de cistus, madera de enebro musgo de roble. Una especie de arrobamiento casi imperceptible de ambar y almizcle envuelve todo como acorde final. El intermitente toque áspero de la pimienta blanca prolonga la huella en la piel de este eau de parfum.

Origen de la minitalla: regalo de un familiar.

V.B.

Eau Du Soir

Foto: Tienda.tusperfumesycolonias.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores